Ya estamos de vuelta…TODOS

   
Bueno ya estamos de vuelta, de las vacaciones no, de mi recién estrenada maternidad. Y de fondo se oye ooooooooh! Qué bonito! Sí, por supuesto muy bonito, enternecedor y creo que de las cosas mas importantes sino la más que jamás he vivido. Lo cual no quiere decir que no tenga sus inconvenientes. De como he sobrevivido y estoy sobreviviendo a dichos inconvenientes o más positivamente hablando, a dichos cambios es de lo que os voy a hablar.
Durante el embarazo, todo el mundo sabe los bruscos cambios físicos que sufrimos y si a ésto le añadimos la parte emocional… Personalmente tuve mucha suerte, o más bien “trabajé para tenerla”. Consciente de la transformación que se avecinaba mantuve las estrías a raya con tan solo dos productos de Natur Nua. Aceite Natural de Almendras Dulces y Gel Antiestrías. El gel esta formulado a base de extractos vegetales, por lo que es muy respetuoso con la piel, contiene Aloe vera, equiseto, centella asiática, vitamina E, romero y glicerina vegetal. Por  supuesto desde el principio no faltó en el bolso protección 50 para evitar manchas.
Gracias a que me “tropecé” con un libro titulado “Embarazo consciente, bebé feliz” de Olivia Civil. Una especie de guía muy muy sencilla de seguir desde tu salón, mis articulaciones, vísceras, músculos y elasticidad comenzaron a practicar Yoga. Así establecí una rutina de Yoga, Meditación y cuidado corporal que estoy segura me facilitó la adaptación al nuevo estado. Además de éste trabajo físico-emocional resulta un gran esfuerzo no vestir como una “madre” cuando van pasando los meses, así que si tu presupuesto es escaso (como el de la mayoría de nosotras) los complementos, leggins, camisetas con mucho escote y algún que otra cosa de Zara y H&M resultan de gran ayuda. Yo mas bien sobreviví con unos preciosos vaqueros encerados de H&M y rebuscando entre la ropa de temporada las tallas grandes para que fuera entrando la panza, mes a mes… la poca inversión de vestuario que hice fue teniendo en cuenta el escote para en el post poder ejercer la lactancia a demanda, libre y cómodamente en cualquier lugar.Importante detalle que nadie te advierte… en unos meses, si tu elección es dar pecho más vale que te facilites la vida con botonadura tipo panadera, un buen escote pico, etc.
Para quien me conoce un poquito sabe que siempre he cuidado mucho mi alimentación, no desde el aspecto de régimen o dieta para adelgazar, sino desde la consciencia del aporte energético y el equilibrio que los alimentos nos dan o nos quitan. Así que otro pilar fundamental en estos nueve meses ha sido éste, evitando así posibles nauseas, malas digestiones, acidez…
Y en el último mes de embarazo, que me trasladé a Vitoria, me hicieron uno de los mejores regalos. La preparación para el parto en IGARO (www.igaro.net) un centro de fisioterapia especializado en suelo pélvico. Fue fundamental para afrontar el parto con más conocimiento y consciencia y por tanto con más seguridad. Esto me permitió afrontar un parto natural y evitar episiotomía.
Estos son algunos de mis “no secretos” de belleza interior que me han permitido tener un esplendido, saludable y bello embarazo. Mi buen amigo Uxio Dávila nos regaló una pequeña sesión de fotos para mantener mas vivo en la retina el recuerdo de tan especial estado.
Ahora mismo estoy en un muy llevadero proceso de adaptación a mi nuevo estado de maternidad. En mi próximo post os seguiré contando cómo lo estoy haciendo.
Facebook Twitter Linkedin